Samoyedo

Archivo:Samoyed 600.jpg

 

Los machos suelen tener mas tamaño que las hembras habitualmente pesan entre 20-32,5 kg (44-65 lb), mientras que las hembras habitualmente pesan entre 17-25 kg (37-55 lb).

 

Los Samoyedos tienen una densa doble capa de pelo. La capa superior tiene un denso, grueso y recto pelo, que parece blanco a la vista pero tiene algunos tintes de plateado. Esta capa superior mantiene a la capa inferior relativamente limpia y libre de desechos. La capa inferior consiste de un suave, denso y corto pelo que mantiene al perro caliente. La capa inferior es cambiada de una a dos veces al año, proceso conocido como muda de pelo. Esto de ninguna manera significa que muden de pelo sólo en estas ocasiones, ya que a lo largo de todo el año fino pelo es mudado y reemplazado, el cual habitualmente se pega en la ropa o simplemente flota en el aire. El Samoyedo estándar puede tener una mezcla de colores blanco y galleta, aunque perros completamente blancos o completamente color galleta no son raros. Los machos generalmente tienen un pelaje más largo que el de las hembras.

Los Samoyedos habitualmente son buenos aseándose a sí mismos para mantener el baño en lo mínimamente posible. La mugre por lo general cae fácilmente de las capas exteriores de pelo, haciendo que el perro se muestre limpio con mucha facilidad. El pelo de los cachorros es más poroso, por lo que es más fácil que se manche con el pasto y lodo si están mucho tiempo en exteriores. El aspecto del cepillado es más difícil, ya que por su espeso pelambre algunas zonas como la parte posterior de las orejas tiende a enredarse si no se cepilla (idealmente) semanalmente. Los Samoyedos requerirán ocasionalmente que el pelo que crece entre los cojinetes de sus patas se recorte, pero con esta excepción el resto puede permanecer así naturalmente. Excepto por razones medicas o que el pelo esté extremadamente enredado, no se recomienda que el Samoyedo sea rapado, ya que su pelo actúa como un aislante tanto del frío como del calor moderado, además de que protege la piel clara del Samoyedo ante quemaduras por los rayos del sol.

Una característica importante de esta raza es que casi no presentan el olor característico a perro, haciéndolos buenos perros para vivir en interiores. La falta de caspa también los hace hipoalergénicos. La gruesa capa de pelos puede hacer que se sientan incómodos en verano en lugares donde el clima es cálido, donde prefieren los interiores pues el aire es más frío. Su pelo también actúa como un repelente natural contra piojos y garrapatas.

a disposición de jugar del Samoyedo lo hace un perro no recomendable como guardián; un Samoyedo agresivo es muy raro. Sin embargo, con su tendencia a ladrar pueden ser perros vigías diligentemente, ladrando cuando algo o alguien se acerca a su territorio. Los Samoyedos son una excelente compañía, especialmente para niños pequeños o incluso otros perros, permaneciendo también juguetones hasta edades avanzadas. Los Samoyedos también son conocidos por ser un tanto necios en ocasiones y difíciles de entrenar por su falta de diligencia y no por falta de inteligencia, por lo que deben ser persuadidos de obedecer las órdenes que se le dan. Por su herencia tirando trineos, el Samoyedo no tiene problemas para tirar objetos, y un Samoyedo que no ha sido entrenado no tiene problemas en arrastrar a su dueño con la correa cuando lo sacan a dar un paseo en lugar de caminar a su lado. Instintivamente actúan como perros de pastoreo, por lo que cuando juegan, especialmente con niños, tenderán a tratar de orientarlos en una dirección diferente. La raza se caracteriza por su expresión alerta y sonriente, lo que le ha valido el apodo de "sonrisa de Samoyedo" o "perro sonriente".

Cuando muda el pelo, la mayoría de la capa exterior cae y es reemplazada, el viejo puede caerse en grandes manojos, dejando espacios huecos en casos extremos. Se puede cepillar el pelo, con un peine metálico, con lo que podemos acelerar el proceso de muda y ayudar al Samoyedo a recobrar su apariencia más rápidamente. Cepillarlo frecuentemente ayudará a que no se le enrede. Darle un baño al Samoyedo es un proceso de mucho tiempo, pues el pelo es casi “a prueba de agua”, por lo que tomará tiempo que esté completamente húmedo y luego completamente mojado. El pelo del Samoyedo debe secarse con aire forzado y frío (empleando una secadora de pelo), pues el agua puede quedar atrapada en la capa inferior de pelo espeso haciendo difícil que se evapore. Secar al Samoyedo también reduce que el pelo se enrede debido al humedecimiento de la capa inferior de pelo. Es importante que se enjuague bien, ya que el champú o jabón remanente puede llevar a una infección por hongos, de difícil eliminación sin tener que rapar el área afectada. Para mantener el pelo del Samoyedo radiante, el cepillado y una dieta saludable no pueden ser menospreciados.

 

El Samoyedo toma su nombre de un pueblo en Rusia que después de la revolución rusa cambió su nombre por “Nenets”. Distintos exploradores del Ártico (por ejemplo Fridtjof Nansen y Roald Amundsen) llevaron distintos ejemplares a Europa y mantuvieron el nombre de “Samoyedos” para establecer criaderos tanto en Europa como en Estados Unidos.

Fridtjof Nansen creía que el uso de perros de arrastre era la única manera efectiva de explorar el norte y utilizó Samoyedos en sus expediciones polares. Desafortunadamente, su plan fue desastroso para los animales, planeando alimentar a los perros más fuertes con los perros más débiles a medida que se fueran muriendo durante la expedición. Al final, perdió a casi todos los perros.

Roald Amundsen usó un grupo de perros liderado por un Samoyedo de nombre Etah en la primera expedición que alcanzó el Polo sur.

Análisis recientes de ADN de esta raza lo llevaron a ser incluido dentro de las catorce razas de perros más antiguas, junto con el Husky siberiano,Alaskan Malamute, el Chow Chow y otras 10 razas. El Samoyedo ha sido criado y entrenado durante los últimos 3.000 años.